Antes de morir…

Un día, mientras estaba en Uvita, me enteré de la muerte de un conocido, un par de años más joven que yo, y que se fue haciendo algo que realmente amaba. Eso quedó en mi cabeza y no me lo creía, pues nuestra existencia es algo muy frágil. Esa noche nos llamamos, y en la distancia, ellas…

Las largas noches de Tama-Gringo

Que el tiempo se extienda, y momentos duren para siempre… oh no, eso no pasa jamás, todo lo contrario. El tiempo parece hacerse más corto. Cuando disfrutas, cuando te conectas con otras almas como la tuya, los segundos pasan sin que te des cuenta, y pum! Sale el sol. En Costa Rica, mis noches eran…