Los cuentos de la silla voladora…

Me han preguntado si hacer snowboard es difícil. Aquí dicen que si eres bueno en la patineta, será más fácil aprender. Sin embargo, en mi último recuerdo de peripecias patineteras, me vi de culo en el piso, sin poder sentarme en dos días. Así que allí, no llevaba ventaja alguna.

Primera regla no escrita, que no te enseñe un miembro de tu familia, tu novio, o el que te gusta. Regla rota antes de incluso ver la nieve…

El primer día caí de escorpión, y si no saben cómo es eso, pues es el arte de caerse de pecho, con la cara en la nieve mientras tus pies, con todo y tabla rebotan en tu cabeza. Así aterricé, dolió y todo el mundo me vio.

El segundo día me frustré, porque mi profesor se frustró más que yo. Y dije “no quiero seguir, me quiero ir”. No me estaba divirtiendo, y nos estábamos odiando.

Después de curar moretones que salieron en lugares en los que no sabía que podrían existir, y finalmente ser capaz de sentarme de nuevo, lo volví a intentar. Tomé tres clases con tres profesores que no conocía, y todo fluyó.

Ya era capaz de recorrer la montaña sola, con menos miedo a la velocidad. Y con miedo intacto a la caída. Hace días caí de espaldas, mi cabeza ni rebotó, y por un momento dudé si estaba viva, muerta, en el limbo, si era una persona, un pino, un musgo o un perro. Pero, creo estar bien.

En fin, lo realmente loco de esto es la silla que te lleva a la cima. Esa en la que haces el ridículo cada vez que te bajas las primeras veces, porque ruedas, chocas, te llevas gente por el medio. Es inevitable la vergüenza Ver video!

Esa silla loca, te da entre uno y tres minutos para conversar con gente diferente.

En ella me conseguí con un señor, que acertó en saber que mi acento es latinoamericano y con el que conversé sobre historia y política de Sudamérica, quien estaba muy bien ilustrado en el tema, algo difícil de conseguir por estos lares. Viajamos por los países, por sus presidentes y hasta llegamos al Tratado de Versailles, para explicar el origen de ciertos sucesos de la actualidad. Fue tan interesante, que nos bajamos de la silla y en la nieve, en el tope de la montaña, seguimos conversando antes de atarnos a nuestras respectivas tablas. Se despidió de mi diciendo “gracias por prestar atención”. Me sentí toda una mente maestra.

También se presta para ser un lugar de picnic, me comí una barra de chocolates con una madre y su hijo, comí almendras con otra señora, y también probé un whisky de canela de mala calidad, para calentarme, en un día de tormenta. Eso de no aceptar comida de extraños a veces se me olvida.

Y como se trata de California, también me consultaron dónde comprar marihuana, como para cerrar el día más relajados. Mi respuesta interna fue”WHAT THE FUUUCK?” y la externa “yo no sé, pero estás en California, no creo que te cueste conseguir”. E hice acto triunfal de salida, me bajé de la silla sin caerme, y me perdí en la montaña.

En otra conversación alguien pidió mi número de teléfono y me invitó a tomarnos un trago en el bar luego, atrevido!

Mientras otro quiso comprar mis guantes porque tienen hamburguesitas pintadas en las palmas y le parecieron bonitos. Hasta para hacer negocios sirve la silla.

También hay silencios incómodos, el típico saludo, o gente con acentos que no entiendo ni un poco, y solo me queda sonreír y asentir.

Definitivamente las aventuras van en zig zag entre la gente que conoces y la naturaleza, aunque en otras ocasiones convergen y mientras admiras la montaña, y escuchas cosas locas, también ves a alguien atascado en la nieve, odiando la vida, la nieve, el ski.

O sencillamente la silla se detiene, mientras estás en las alturas, y hay alguien conocido a tu lado que se arrima hacia ti, y te abraza para cubrirte de la brisa. Y así, dos cascos, conversan tête-à-tête suspendidos en el aire y en el tiempo.

Y al llegar arriba, aunque te caigas, la vergüenza habrá valido la pena cuando la vista te deje mudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s